Introducción

Los movimientos sociales, la ciudadanía organizada, ha demostrado durante décadas una especial creatividad para comunicar sus propuestas, peticiones y denuncias. En muchos casos, hablamos de campañas de bajo presupuesto pero con una buena dosis de ingenio. El compromiso de las y los activistas ha conseguido, más de una vez, suplir la falta de recursos comunicativos, aunque esto no solucione los problemas a largo plazo.

Y es que las organizaciones se mueven en un escenario mediático complejo, dominado por otros agentes con más recursos, por lo que se ha ido haciendo necesario incorporar más herramientas comunicativas para hacerse oir. Esto es especialmente importante cuando la comunicación se hace contrainformativa y pone en cuestión los paradigmas dominantes.

Pero estas herramientas tampoco sirven de mucho si son esporádicas o anecdóticas. Aunque muchas personas que forman parte de organizaciones sociales le otorgan bastante importancia a la comunicación, normalmente termina siendo el último paso del trabajo de la organización y no una parte transversal de su actividad.

Por lo general, los aspectos técnicos de la comunicación (lo urgente) relegan el trabajo táctico, imprescindible a medio y largo plazo.

Este libro intenta ofrecernos una perspectiva estratégica de la comunicación social, con el objetivo de integrarla en el funcionamiento mismo de las organizaciones ciudadanas que la ponen en juego. Con todo, también hemos intentado ofrecer aquí algunos recursos técnicos, apoyándonos en esta página web, que nos permitan resolver el día a día de las necesidades comunicativas.

Adelante, estás en tu casa.

 

 

Primeras páginas del libro (PDF)